¿Tienes Social Media Anxiety Disorder?

r-SOCIAL-MEDIA-ANXIETY-DISORDER-large570¿Te llevas el smartphone al baño cuando te vas a duchar? ¿Lo dejas encima de la mesa cuando comes? ¿Ves si te han entrado mails mientras esperas el ascensor? ¿Curioseas en tu móvil tu Facebook, Instagram, Twitter, Klout, Pinterest, Vine, LinkedIn, … varias veces al día? Seguro que las respuestas a estas preguntas son afirmativas en el 99% de los lectores de esta entrada… y si es así, es probable que padezcas SMAD.

Recupero este post de mayo del año pasado ya que desde que tengo el Pebble, estoy un poco más obsesionado con el SMAD…

Si bien todavía no está reconocido por la sociedad médica como una enfermedad, sino como un trastorno, el SMAD o Social Media Anxiety Disorder empieza a ser un problema para mucha gente.

El término, acuñado por Julie Spira (@JulieSpira) en su libro “The Rules of Netiquette” habla de un “desorden” o trastorno que sufren las personas obsesionadas no solo con la cantidad de información que en tiempo real están pasando a través de su smartphone por las distintas redes sociales, sino con el hecho en sí de no poder desprenderse de su teléfono en situaciones que hasta hace poco eran impensables… llevarte el teléfono al baño mientras te duchas, dejarlo encima de la mesa mientras comes/cenas, mirar el móvil mientras ves una película en el cine…

Supongo que sin tardar mucho, la ciencia empezará a tratarlo; mientras tanto os dejo algunos de los facts más comunes asociados a este tipo de trastorno:

Mirar compulsivamente el móvil: Es el efecto más común, no parar de mirar continuamente el móvil. Con tantas Apps que tenemos es normal que cada varios minutos estemos recibiendo un WhatsApp de uno de los múltiples grupos en los que nos han metido, un LINE de aquellos que no quisieron pagar los 0,79€ de la actualización de WhatsApp en Android, una nueva petición de amistad de Facebook, un Me Gusta de una de tus fotos de Instagram, un nuevo contacto en LinkedIn, … e incluso nos siguen llegando SMS y llamadas… El hecho de estar recibiendo toda esta información en tiempo real nos causa ansiedad, no solo por saber qué estarán haciendo nuestros “amigos” sino por el hecho de pensar que puedes estar perdiendote algo interesante de todo lo que está pasando en el mundo del Social Media.

Ansiedad por no saber donde postear: Cuando haces una foto al sitio más idílico en el que te encuentras, te asalta la duda si poner la foto en Twitter, Facebook, Instagram, hacer un video en Vine, pinearlo en Pinterest… o hacerlo en todas a la vez. Existen Apps que te permiten postear en otras redes sociales; esa es la mejor opción, aunque yo personalmente pienso que no hay que replicar los posts en varias redes, ya que tus seguidores/amigos pueden ser los mismos en todas ellas y pueden sentirse invadidos, y sin duda acabarán bloqueandote o quitandote de entre sus “amigos”.

Complejo de Inferioridad: Puede pasar que pienses que no eres lo suficientemente ingenioso para hacer comentarios a los tweets o posts de Facebook que hacen tus compañeros de medios sociales. En Twitter, con solo 140 caracteres, tiene que agudizar el ingenio para comentar lo que crees interesante y cuando pones un Tweet que es la “releche” según tu, y no recibes ni menciones, Likes o RTs, puedes llegar a tener complejo de inferioridad, porque tendemos a la comparación, y eso no es bueno. Esto se enlaza con otro efecto que es el de envidia de creatividad: En una encuesta a 7000 mujeres americanas realizada por TODAY, el 42% afirmaron que no se sentían lo suficientemente creativas para postear en Pinterest… Esto suele pasar cuando sigues a gente que normalmente son diseñadores gráficos, fotógrafos o simplemente personas con una sensibilidad creativa mucho mayor que la tuya y consiguen cientos de “Re-Pins” en Pinterest o “Me Gusta” en Instagram con una facilidad pasmosa.

Gordo/Delgado: Según un estudio del departamento de Salud Mental del Canadian Obesity Network, publicar una gran cantidad de fotos de comida en Instagram o Facebook puede ser el inicio de un trastorno alimenticio. Por otro lado, a veces ocurre que sigues a alguien en InstaGram o Facebook que no para de postear fotos de comida, normalmente poco sana (hamburguesas, …) y sin embargo en sus fotos de perfil ves que son personas delgadas. ¿Como puede ser que coma todos los dias cosas tan insanas y sea un palillo?? Ese tipo de comparaciones pueden dar lugar a problemas de imagen corporal e incluso a trastornos alimenticios graves, por no decir de envidia… sana.

No perder el control: Otra de las cosas más comunes, es encontrarte en la red con “radicales”, gente que a pesar de seguirte, no comulga con tus gustos o aficiones y cuando publicas algo que a ti te apasiona, te contestan “insultando” tu intelecto; el insulto no tiene porqué ser como tal un insulto, que también los hay, pero entonces es cuando no hay que perder el control y enzarzarse en una guerra que no lleva a nada. Muchos famosos han tenido algún episodio bastante lamentable/divertido por esta razón. ¿Verdad Pipi Estrada (@PipiEstrada1) ?

Cuando alguna de estas cosas te pasen, no te obsesiones, como en todo en la vida siempre habrá gente mejor que tu, con más creatividad, con mejor gusto para las fotos, con más “amigos”, más delgado/a, … pero si eso te ocurre, párate a reflexionar qué sitios son los que más te gustan o te sientes cómodo, por lo que sea, y postea sin miedo a no tener RT, Likes, Re-Pins o Me Gusta. Al fin y al cabo es tu vida y tu decides qué quieres compartir con tus “amigos”

Por supuesto lo más fácil sería darse de baja de todas las redes sociales, pero entonces la vida sería aburrida y solitaria… o quizás no.

Fuentes: Mashable, The Huffington Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.