Las matrículas digitales llegan a los coches californianos

En los próximos años veremos muchos cambios en el sector automovilístico: coches autónomos, coches conectados, 100% eléctricos, sin duda un futuro maravilloso y prometedor.

Una de las novedades que hemos podido descubrir esta semana son las matrículas digitales y California ha sido el primer estado en lanzarlo.

Las matrículas digitales ya son una realidad. Simulan las matrículas tradicionales en un display digital y permiten personalizar parte de su contenido, ya sea por el propio conductor desde el coche o remotamente, (desde un servidor de flotas por ejemplo) o el ente que regula el tráfico (la DGT en nuestro caso).

Estas matrículas utilizan la misma tecnología que tienen los lectores de ebooks (tinta electrónica) y requieren de conexión a internet. De momento solo es posible realizar los cambios en su contenido con el vehículo parado y estas primeras versiones llevan su propia alimentación, si bien es posible que más adelante se integren con la alimentación del coche, aunque al ser tinta electrónica el consumo es mínimo.

Pero ¿para qué tener una matrícula digital? Los usos que se me ocurren son múltiples:

  • Registrar el vehículo electrónicamente sin necesidad de ir fisicamente al ente que regula el tráfico (en nuestro país, la DGT).
  • Sustituir la “L” para informar que quien conduce es novato.
  • Sustituir el distintivo o pegatina de ITV.
  • Sustituir la pegatina de VTC (Uber, Cabify, …)
  • Informar que has pagado en una zona SER y cuanto tiempo te queda.
  • Evitar los robos. No solo porque llevan un chipset GPS para informar de la localización, sino que dado que puedes cambiar el contenido de la matricula remotamente, puedes  poner “Este coche ha sido robado” y así cualquiera puede denunciarlo cuando lo vea. 
  • Publicidad. Sí, estas matrículas digitales son un espacio perfecto para que las marcas puedan utilizar tu vehículo como Display Publicitario y de paso llevarte algo de dinero. Entiendo que este uso sería perfecto cuando el vehículo esté parado (en un parking por ejemplo).
  • Se me ocurren muchos más motivos, más freak, como por ejemplo integración con Spotify para mostrar la canción que estás escuchando o personalizar la matrícula con tu nombre, mote, nombre/logo de tu equipo de fútbol, …

En todos los casos, el número de matrícula puede seguir apareciendo en una esquina, en formato más pequeño.

Por cierto, estas primeras matrículas digitales no son baratas, si bien como toda tecnología, cuando se haga masiva, bajará sus costes. Actualmente se venden a 699$ (más la instalación) y tienen un coste de mantenimiento mensual de 7$.

Las primeras reacciones de algunos conductores no son muy buenas. Se piensan que la policía o el Gobierno pueden utilizarlas para detectar infracciones o comportamientos no deseados al volante, si bien creo que se abre un interesante abanico para los gestores de flotas, para las marcas, que como he dicho antes pueden verlo como un nuevo soporte publicitario o para proveedores de contenido que permitan utilizar sus contenidos (previo pago) en estas “pantallas”.

Otro tema interesante es el de la privacidad, pero veamos primero como se desarrolla esta iniciativa en California, que a modo de piloto se acaba de iniciar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.