Blockchain para dummies

 

Seguro que estás harto de oír por todos lados la palabra “Blockchain” y si ya no puedes seguir disimulando que sabes de qué se trata, te recomiendo que sigas leyendo…

Cuando termines de leer este post espero que lo tengas más claro.

[Post actualizado el 26/4/2018]

Empecemos por algo sencillo. Si en la vida real no nos fiamos los unos de los otros, ¿qué ocurre en internet? Que es aún peor, ¿verdad? Seguro que os suena el DNI electrónico o el certificado digital y es porque normalmente en la red necesitamos de alguien (que suelen llamar “tercero de confianza”) que verifique quienes somos.

Esto está muy bien para algunas cosas en internet, pero cuando se trata de transferir dinero por la red la cosa se complica. Y se complica porque esos intermediarios que certifican que somos quienes decimos ser, se quedan con los datos y normalmente comercian con ellos.

¿Sería posible que no hubiese intermediarios?

La respuesta es SI, siempre que todos tuviésemos la misma información. Eso es básicamente Blockchain: una inmensa base de datos de la que todos los actores que participan en la red, tienen una copia que es exactamente igual. Y si todo el mundo maneja la misma información, esa información es veraz. Así de sencillo.

Es decir Blockchain es como un gran libro contable que contiene el historial de todas las transacciones que se ejecutan en la red.

A cada uno de los actores o participantes en las transacciones se les llama Nodos, que no son más que ordenadores (que suelen ser) potentes y que están conectados a una “red descentralizada”, es decir una red que no tiene un ordenador principal que lo controla todo. (¿a que os suenan las redes P2P?)

Estos nodos hablan entre ellos utilizando un mismo lenguaje (protocolo de comunicación) y a los mensajes que se transmiten entre ellos se les llama “tokens.  Los tokens contienen información que puede ser un bien o un servicio, como por ejemplo los bitcoins.

Esa información se transmite encriptada con una codificación muy sofisticada, de una manera completamente segura y se realiza en bloques que se generan cada cierto tiempo. Estos bloques se van agrupando en cadenas y de ahí el nombre de blockchain, en español “cadena de bloques”.

Cada bloque de la cadena lleva un paquete de transacciones y dos códigos. El primero de los códigos indica cuál es el bloque que lo precede y otro código para el bloque que le sigue, es decir, que los bloques están encadenados por algo llamado “hash” o huella digital que identifica cada agrupación de bloques.

Los nodos también realizan una labor de “minado” o validación de la información. Cuando hay dos bloques que apuntan al mismo bloque, solo se validará el primero en ser desencriptado por la mayoría de los nodos.

¿Por qué se ha hecho tan famoso Blockchain?

Básicamente porque se trata de la tecnología que sustenta toda la estructura de los Bitcoins. En un símil con los móviles y las Apps, Blockchain sería la App Store y los Bitcoin una App que te puedes descargar en esa store.

¿Qué son los Bitcoins?

Quizá sea la más famosa de las criptomonedas o monedas descentralizadas y seguras, de código abierto, que no es controlada por ningún ente.

En 2009 alguien con el alias Satoshi Nakamoto  publicó un artículo en internet que describía un sistema P2P y un protocolo de dinero digital. A la vez, lanzó un software llamado Bitcoin y creó una red con el mismo nombre y las primeras unidades de una moneda virtual a la que denominó Bitcoins.

Actualmente (26 de Diciembre de 2017 ) el Bitcoin tiene un valor de $14,235.78. Está disponible con la cantidad circulante de 20 millones monedas y un volumen cambiado total de 2.958.273.192€.

Dado que Blockchain se utiliza para realizar transacciones económicas, a veces se conoce por el nombre DTL o Tecnología de Contabilidad Distribuida.

Otro de los grandes potenciales de Blockchain es la creación de “smart contracts” o contratos inteligentes, que permite suscribir acuerdos y realizar transacciones de manera totalmente fiable, sin revelar información confidencial entre las 2 partes y sin la necesidad de intermediarios. Un ejemplo claro podría ser realizar el alquiler de un piso de forma online.

Para terminar y dado que no solo de “dinero” vive el hombre Blockchain podría utilizarse para validar o verificar cualquier tipo de transacción en las redes IoT. Es decir, su potencial es tremendo.

Si has conseguido llegar al final del post, espero que ahora cuando oigas hablar de Blockchain ya tengas más claro de que se trata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.