5 señales para identificar a un mal jefe

En este post cuento cinco comportamientos que te permitirán identificar si tu jefe tiene bajas capacidades para ser un buen jefe, o dicho de otro modo, si tu jefe es un mal jefe.

Si trabajas para un alguien así, lo mejor es que empieces a pensar en cambiar de trabajo.

Los empleados no cambian de trabajo, sino de jefe. Y no lo digo yo, sino la consultora americana Gallup.

El 75% de los trabajadores que voluntariamente cambian de trabajo, lo hicieron por culpa de su jefe y no por el puesto de trabajo que ocupaban

Llevo tiempo gestionando equipos, tanto en multinacional como en startups y en todos los casos el liderazgo lo intento desarrollar de la misma manera: intento satisfacer las necesidades de mis colaboradores, para influir y desarrollar sus capacidades para que den su máximo potencial. Ese es mi modelo de gestión.

Pero ccuando un empleado no obtiene las herramientas, la capacitación, el tiempo, el desarrollo, las expectativas, la visión o los recursos necesarios para hacer bien su trabajo, normalmente empieza a dejar de preocuparse por el trabajo y a pensar en hacer lo justo y necesario o lo que es peor, a buscar un nuevo trabajo… y desafortunadamente todo esto ocurre en las primeras semanas de trabajo. Superar eso ya es complicado.

Evidentemente no todas las personas en una posición de gestión somos iguales. Siendo sincero, muchos no tienen nada que ver con tener un role de influir en otros …

A lo largo de estos años como manager, he descubierto cinco comportamientos de gestión que si bien son los más comunes son un gran síntoma de ser un mal jefe. Si descubres alguno de estos comportamientos en  tus jefe, piensa en cambiar de jefe… o de trabajo!!

1. Tener tendencias narcisistas

En su forma más extrema, un comportamiento así es desafortunado tanto para el manager como para el empleado.

Para el manager, es una enfermedad mental real conocida como trastorno de personalidad narcisista, y requiere atención médica.

Para los empleados, un manager patológicamente narcisista podría arruinar tus carrera. Joseph Burgo, en su libro The Narcissist You Know: Defending Yourself Against Extreme Narcissists in an All-About-Me Age, dice que este tipo de managers utiliza muy a menudo el desprecio para hacer que sus trabajadores se sientan como perdedores, demostrando ser él un ganador en el proceso. Siempre empequeñecerá tu trabajo y te intentará ridiculizar en las reuniones. Eso sí, cuando necesite algo de ti, se volverá amenazador y bastante agresivo. En su forma más tóxica, te hará dudar de tí mismo y de tu valor como empleado.

Si te encuentras un jefe así, huye!

2. No reconocer a su gente un buen trabajo.

Nunca hay que subestimar el poder que proviene del reconocimiento de los empleados que tienen un alto rendimiento y una motivación intrínseca. De hecho, de nuevo recurro a la consultora Gallup, que ha realizado una encuesta a más de cuatro millones de empleados en todo el mundo sobre este tema, encontrando que las personas que reciben reconocimiento regular y elogios:

  • Aumentan su productividad individual.
  • Incrementan el compromiso entre sus colegas/iguales.
  • Es más probable que se queden en tu departamento/empresa.
  • Reciban mayores puntuaciones de lealtad y satisfacción en las encuestas de satisfacción de clientes.
  • Tengan mejores registros de seguridad y menos accidentes detrabajo.

Si ves que tu jefe no reconoce tu trabajo… huye!

3. Tratar a la gente como números

En estructuras jerárquicas poco planas (de arriba hacia abajo), los empleados suelen ser vistos como abejas obreras y se les considera un objeto o un gasto (número) en lugar de un activo. Este tipo de manager tiene poca preocupación por tu felicidad o bienestar, ya que el motivo para contratarte fue puramente la productividad y que la empresa obtenga beneficios.

En estos entornos, hay poca evidencia de que tus managers muestren compasión y empatía, ya que ven a sus empleados como números y no como seres humanos valiosos. Como resultado, el manager se encontrará con altos niveles de estrés, mucha rotación, absentismo y agotamiento.

Si tu jefe piensa que eres un número, estás tardando en decirle Ciao!

4. Mucho control (Bullshit Management)

Un jefe que hace micromanagement (yo lo llamo Bullshit Management) es un fanático del control. El ambiente de trabajo que crea suele ser agobiante, porque quiere tener el control sobre todas las decisiones. Este jefe desconfía de su equipo, por lo que rara vez delega tareas en otros. Por lo general, casi no deja espacio para discusiones grupales o aportaciones en reuniones porque su estilo de dirección es autocrático, lo que limita la creatividad y el deseo de aprender cosas nuevas.

Un trabajador leal que intente encontrar significado y propósito en sus acciones del día a día se queda relegado a recibir órdenes.

¡Si tu jefe es un “controlador” puede ser el momento de actualizar tu currículum!

5. No comparte información

Hay algunos jefes a los que les encanta acumular información con una falta de transparencia total hacia su personal. Nuevamente, este es el comportamiento de un manager al que le encanta el poder, y es el tipo de líder en el que los empleados nunca confían.

Hay un libro que se considera una obra maestra del management que se llama  “Las cinco disfunciones de un equipo” de Patrick Lencioni que se puede resumir en: La base para cualquier buena relación es la confianza, es la base de su modelo piramidal y esa base no puede ocurrir sin la transparencia en el trabajo.

Dicho esto, los empleados que trabajan para managers que comparten información abiertamente trabajarán más duro para ellos, los respetarán más, serán más innovadores y resolverán los problemas mucho más rápido.

Si tu jefe no comparte nada de información contigo, huye!

En resumen…

Retener a tus mejores trabajadores y tenerlos comprometidos y a un alto nivel se reduce a cómo les trates y cómo les atiendas. Para hacer esto bien, es fundamental conectar con ellos de manera relacional, ayudarles a crecer y darles lo que necesiten para hacer las cosas bien y tener éxito, un éxito que al final será tu éxito.

¿Y tú como ves a tu jefe?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.